MigrationWork

java developer
0

En CONEXIONHR manejamos diferentes búsquedas: remotas, presenciales en Argentina, y de relocación en el exterior. 

Queremos contarles un poco más sobre las búsquedas de relocación, que son tal vez las que más preguntas generan, ya que  requieren que el candidato se mude a vivir a otro país. 

 

Actualmente tenemos 4 casos exitosos de personas que han cambiado de país gracias a CONEXIONHR. Dos de ellos se mudaron a Holanda y dos a Alemania. 

 

Los procesos se llevan a cabo de manera remota, el cliente se encarga de gestionar la visa de trabajo para que el candidato y su familia puedan trasladarse. Por lo general el cliente ofrece un pack de relocación el cual muchas veces incluye tiquetes aereos, traslados y demás beneficios para el candidato. 

 

Este fue el caso de Franco Sabino quien ahora reside en Jena, Alemania y nos cuenta un poco sobre su experiencia: 

 

Todo comenzó el día 12 de Junio de 2019 cuando Laura de CONEXIONHR se contactó conmigo para ofrecerme una oportunidad laboral. En ese momento, estaba muy cómodo en Rosario trabajando para un cliente de EEUU, cerca de mi familia y amigos y no pasaba por mi cabeza un cambio laboral en esa ciudad o en otro lugar de Argentina. A pesar de todo esto, siempre estuvo en mi mente la posibilidad de trabajar en el exterior, conocer nuevos lugares, nuevas personas, nuevos equipos de trabajo, por lo que mi respuesta a Laura fue: “Tendrías alguna oportunidad para trabajar en el exterior? Estaría dispuesto a relocalizarme”. 

A partir de ese momento, Laura comenzó las gestiones y me envió un listado de oportunidades para trabajar en el exterior, de las cuales seleccioné las que se encajaban con mis conocimientos. Al poco tiempo, recibo el contacto de Laura diciendo que una empresa de Alemania estaba interesada en mi perfil. Comenzaba de a poco a ser cada vez más firme la posibilidad de hacer mi sueño realidad, trabajar en el exterior. 

Bajo la gestión de Laura y la permanente comunicación con la empresa, logre hacer dos entrevistas con el cliente. En la última había quedado disconforme conmigo mismo por mi nerviosismo y mi nivel de inglés pero, a los pocos días, recibí un correo con la propuesta definitiva para emigrar a Alemania, la empresa había decidido contratarme!! 

Mil pensamientos aparecieron en mi mente en solo un segundo. Pero luego de casi dos meses de negociaciones con la empresa Alemana, alquiler del departamento, firma del contrato, idas y vueltas para conseguir la visa de trabajo en el consulado Alemán en Argentina, el 9 de septiembre arribe a Jena para comenzar mi sueño. 

Hoy, 2 de noviembre, me encuentro trabajando en Jena, integrando un nuevo equipo de trabajo con personas de varias nacionalidades, haciendo nuevos amigos y cumpliendo mi sueño trabajando en Europa. 

Todo lo que me sucede en cada instante es una nueva experiencia que intento guardarme para ser cada día mejor persona…”

 

Gracias Franco por contarnos tu experiencia!

A %d blogueros les gusta esto: