Call for Papers Primer día como Recruiter IT

abril 28, 20210

Se acerca la entrevista. “Hoy te toca sola”, te dijo tu jefa, después de pasar por varias entrevistas como observadora. “Confiá en vos”. Entonces preparás las preguntas, hacés un resumen para presentar a la empresa, aunquees difícil porque todavía no la conoces muy bien. Te tenés que mostrar segura, la persona entrevistada no tiene que sentir tus nervios.

Primer perfil a entrevistar: Desarrollador Full stack. Luego de improvisar un pequeño machete con algunas de las herramientas que te puede llegar a nombrar, intentás pronunciarlas correctamente, repetís una y otra vez: “Vu-jei-es”, “ri act”, “May-si-quel”, y algunas otras que preferís omitir para no fallar en el intento.

La entrevista es por videollamada, pensás que quizá es mejor, así no son tantos los nervios. Se acerca la hora, tenés todo listo, repasaste el Curriculum del candidato cinco veces para no olvidarte de nada, para saber qué preguntar, para que tu mente no quede en blanco. Ese es el mayor miedo cuando sos principiante: quedarte sin preguntas, caer en el “¿y ahora?”. Eso no puede pasar, abrís un documento de Word para anotar algunas preguntas fundamentales: ¿Tecnologías utilizadas? ¿Experiencia?  ¿Expectativas?

Llega la hora de la entrevista, te conectás. “Buenas tardes, mi nombre es Verónica”. Así comenzás la entrevista, con una sonrisa, mostrándote segura como quien sabe, ocultando los nervios y los miedos. Luego de una breve presentación de la empresa y del puesto, viene la gran pregunta: “¿Me querés contar un poco sobre vos?” Ahí empieza el gran desafío de escuchar, comprender, tomar nota y pensar la próxima pregunta, todo al mismo tiempo, usando una habilidad que los entrevistadores desarrollamos con el tiempo.

En la facultad te enseñan a observar el comportamiento del entrevistado, a realizar preguntas estratégicas para saber si la persona dice la verdad, se pone nerviosa o tiene determinadas tendencias de personalidad. Les aseguro que, en la primera experiencia de entrevista, lo único que importa es saber qué preguntar cuando el entrevistado termine de hablar, y si tenés suerte, te puede tocar una persona que hable mucho, si no puede ser un poco más complicado.

Luego de un ida y vuelta de preguntas y respuestas, la entrevista finalizó con éxito, respirás y te relajás. Al final no era tan difícil, eran solo los nervios de la primera experiencia, el miedo a lo desconocido, el temor a fallar.

Luego de varias entrevistas vas perdiendo esos miedos, vas desarrollando habilidades de escucha, de observación, de interpretación. Aunque siempre existe alguna entrevista que pueda llegar a sorprenderte con un mal momento, lo importante es que te guste este trabajo y lo hagas con pasión. Cuando le contás a la gente que trabajás en Recursos Humanos te preguntan cómo hacés para despedir a una persona, pero nadie te pregunta sobre la satisfacción que se siente cuando una persona consigue trabajo a través tuyo, cuando una persona te da las gracias por esto.

 


 

Sobre la autora: Soy Verónica Suárez, hace poco me recibí de Licenciada en Relaciones del Trabajo y hace algunos años trabajo en el área de Recursos Humanos como Generalista. Este último tiempo me enfoqué más en Recruiting IT, y me pareció una experiencia asombrosa. Espero hayan disfrutado mi nota dedicada a todos los reclutadores y a todos ellos que estén comenzando en esta hermosa profesión. Linkedin: https://www.linkedin.com/in/veronica-suarez-62b232bb/

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Todos los derechos reservados. Desarrollado por Socialbits.net

CONEXIONHR – Todos los derechos reservados. Desarrollado por Socialbits.net